Saltar al contenido
Los PERROS EXÓTICOS más bellos del mundo.

Pecute – La Alfombra mas Refrescante para Perros del 2021

Pecute es la alfombra mas refrescante para perros del mercado y es la elección favorita de los expertos perros exóticas. Su durabilidad, su tamaño y su inmejorable relación calidad-precio la convierten en la mejor alfombra para perros del 2021, perfecta para perros grandes, medianos y pequeños.

alfombra para perros

Mejores ofertas de Alfombra para Perros Pecute

No Disponible

Ventajas respecto otras Alfombras para perros

Lo más importante a la hora de comprar una alfombra para perros es conocer las ventajas que ofrece en comparativa con las demás de su misma gama. Las más destacadas son:

🐾 Nueva actualización 2021

La nueva actualización de almohadillas de enfriamiento en la Pecute adopta PVC de poliéster compuesto de alta calidad con un grosor de 0.4 mm,que es impermeable y resistente a rasguños, resistente al desgaste y más duradero. Use una presión fuerte para presionar el lado dos veces, ¡no se preocupe por las fugas de gel!

🐾 Enfriamiento automático

El material interno de la pecute es 100% gel no tóxico, seguro para los humanos y las mascotas. No es necesario añadir agua, congelar o enfriarla! La esterilla de gel es una de las soluciones más seguras y efectivas para mantener a su mascota fresca con la ola de calor. No requiere la congelación, la esterilla de gel enfría gradualmente la temperatura de su cuerpo, lo que ofrece una mayor comodidad para las mascotas, alivia y evita el sobrecalentamiento y la deshidratación.

🐾 Fácil de limpiar y conservar:

Simplemente rocíe un poco de agua sobre la superficie, limpie con un cepillo suave o una esponja. Se prohíbe lavar a máquina. El diseño plegable lo hace muy practico para almacenar o transportar en todas partes.

🐾 Diversos usos:

En una Pecute, nuestra estera de enfriamiento se puede utilizar en las camas para los perros, las jaulas, perreras, sillones, pisos o el asiento trasero de su automóvil. Funciona no solo como un estera de enfriamiento para mascotas, sino también como almohada, cojín de asiento o incluso se puede usar como una almohadilla de enfriamiento para la computadora. La alfombra multifunciones es adecuada tanto para las mascotas como para los seres humanos.

🐾 Garantía de la calidad

Pecute proporciona una garantía limitada de 6 meses para este producto a partir de la fecha de compra original. La garantía no incluye el daño causado por la masticación de mascotas u otro desgaste normal. Si su producto se vuelve defectuoso, comuníquese con el equipo de servicio al cliente de Pecute en cualquier momento. Le ayudaremos con el proceso de la devolución o reemplazo.

pecute

Ver más Ofertas de Alfombras

¿Qué son alfombra para perros?

La alfombra para perros son una herramienta muy utilizada en hogares donde se acaba de adoptar un cachorro. Estas alfombras también conocidas como toallas de adiestramiento, no son algo muy refinado para utilizar en el hogar pero ofrecen un beneficio muy grande en cuanto al adiestramiento de nuestro perro para hacer sus necesidades.

Es sabido, que cuando recién traemos un cachorro a nuestro hogar, este desconoce que debe hacer sus necesidades en determinados lugares. Por eso es normal que nos encontremos con diversas necesidades por toda la casa. Acostumbrar a nuestro can a hacer sus necesidades en los lugares correctos, ya sea el parque, o mientras damos un paseo con el por la calle lleva su tiempo. Aquí es donde las toallas de entrenamiento para perros cumplen una función importante que acelera el proceso de aprendizaje de nuestra mascota.

Las alfombras para perros sirven para que nuestros perros empiecen a relacionar, dentro del hogar, que debe hacer sus necesidades sobre estas y por lo tanto facilitar la limpieza de la casa y evitar que el proceso de adaptación y aprendizaje de nuestro nuevo integrante se torne largo.

¿Cómo adiestrar a mi perro con alfombra para perros?

  1. Lo primero que debemos hacer durante la etapa de adiestramiento es colocarle una correa a nuestra mascota. Preferentemente en un espacio que sea «del perro». Esto puede ser en un rincón de la casa o cerca de su cama. Cuando notemos que nuestro perro está olfateando y buscando un lugar para hacer alguna de sus necesidades escojamos una palabra clave para que nuestro can asimile con el hecho de hacer las necesidades. Por ejemplo, esta palabra puede ser «pipí» o «popó». Debemos mencionar la palabra claramente y llevar a nuestro can sobre su alfombra y aguardar que haga sus necesidades sobre ella.
  1. ¿Ha hecho sus necesidades sobre la toalla de adiestramiento? Genial, comenzamos con el pie derecho. Ahora llega el momento de la recompensa. Podemos optar por darle un premio material, como puede ser un trozo de comida o podemos felicitarlo con unos mimos. Este refuerzo positivo servirá de mucho para que interprete lo bien que ha hecho su trabajo y asimile que debe hacer sus necesidades sobre la alfombra de entrenamiento.
  1. Es posible que no hayamos tenido buenos resultados. Si no nos ha ido bien en nuestro primer intento no es para preocuparse. Lo que menos debemos hacer es gritarle, retarlo o hacerlo sentir mal. Simplemente llevémoslo a sobre la toalla de entrenamiento. Lo que debemos priorizar es que nuestra mascota no la pase mal, ni le agarre miedo al proceso. Recordemos que no hablamos el mismo idioma y puede requerir de algunos intentos hasta que nuestro can nos entienda. Debemos centrar nuestras energías en que el perro entienda que lo que es correcto es hacer las necesidades sobre la alfombra de entrenamiento.
  1. La importancia de los horarios. La mayoría de los perros, cuando son cachorros comen 4 veces al día. Generalmente las raciones de comida se le dan cada 4 o 5 horas. Debemos servirle la comida, y al cabo de unos 15 o 20 minutos, independientemente de las cantidades que nuestro perro ha comido retirar el plato. Pasados algunos minutos después de que le hemos dado de comer, volveremos a repetir la secuencia. Diremos la palabra clave y lo haremos merodear cerca de la alfombra de adiestramiento. Podemos colocarla afuera en el patio o podemos colocarla en el interior de la casa. La idea de esto es ir acostumbrándolo a que haga sus necesidades en un horario específico.
  1. Marcarle claramente la diferencia entre la alfombra y el suelo. Es muy normal que no podamos estar presentes todo el tiempo para ver y corregir cada paso que da nuestro perro en la casa. Cuando no disponemos de este tiempo o debemos realizar alguna tarea lo ideal es mantener a nuestra mascota en una habitación cerrada. Lo dejamos allí con agua, juguetes, comida, su camita y colocamos por todo el piso varias alfombras para perros. Debemos cubrir la mayor cantidad de espacio posible, si podemos cubrir todo el piso o alfombra mejor. Haciendo esto durante un par de días nuestro can se irá acostumbrando a hacer sus necesidades sobre las toallitas. Luego de un par de días comenzamos a realizar la misma práctica, pero cada día que pasa quitamos una alfombra del suelo. El objetivo de esto es que, al cabo de una semana o semana y media, nuestro perro prefiera hacer sus necesidades sobre la alfombra y no sobre una alfombra de la casa o el suelo.
  1. Es una práctica útil que después de determinados momentos nos dirijamos hacia las toallitas. ¿A qué nos referimos con esto?, Después de comer, de jugar, correr o de dormir la siesta, suelen ser los momentos en que es más común que nuestro perro quiera hacer sus necesidades. Entonces esta acción consiste en esperar a que ocurra alguno de estos hechos y dirigirnos hacia las alfombras para perros. Una vez que estemos en posición, esperaremos a que nuestro perro venga con nosotros o lo llamaremos para que se aproxime a la zona. Aquí podemos implementar diferentes trucos, ponerle su correa, darle privacidad, traerle un juguete… todo lo que consideremos necesario para que termine cumpliendo con su objetivo. No olvidemos felicitarlo y/o premiarlo si e cachorro hace bien su parte.
  1. Tengamos en cuenta que como dice el lema, ¡La práctica hace al maestro!, y mientras más se practique este proceso, mejores resultados obtendremos. También es importante que estos pasos se repitan constantemente y no una vez a la semana. Si lo hacemos una vez cada tanto lo único que lograremos es confundir a nuestro cachorro. Este proceso debe hacerse de forma consecutiva, y se debe acompañar con un refuerzo positivo cada vez que el can hace bien su tarea.